viernes, 19 de mayo de 2017

Se empieza a cobrar impuestos a las Iglesias en Montreal

La exención total de impuestos a las iglesias se ha levantado, parcialmente, en Montreal, Canadá.

La mayor ciudad de la provincia del Quebec ha decidido dejar sin cobro de impuesto solo a los lugares destinados para el culto y empezar a cobrarlo a los edificios anexos propios de las iglesias, como librerías, bodegas, auditorios y demás.

También las iglesias que han cerrado y que dejan de realizar servicios religiosos se hacen inmediatamente merecedoras de cobro de los impuestos locales.

Joel Coppetiers, el pastor de la iglesia presbiteriana de Cote des Neiges, se sorprendió cuando su institución recibió por primera vez un impuesto municipal a principios de 2015. Los encargados del fisco cobraban por los espacios no destinados al culto, tal como se hace con los demás predios de la ciudad. Los funcionarios locales consideran que es una manera justa en que todos apoyan el crecimiento de la ciudad. Coppetiers no está de acuerdo. Para el concejal cristiano Peter McQueen esto va en detrimento de las iglesias y de la posibilidad de que puedan predicar. "Ya nuestras iglesias están en peligro, están teniendo una serie de problemas financieros y esto es un golpe más bajo"

Bill Maher, un ateo estadounidense aplaudió la decisión de sus vecinos canadienses. "La religión se ha utilizado para justificar todo, desde la mutilación genital hasta el genocidio. Muchas veces se aumenta el impuesto sobre el tabaco para que los niños no tengan cáncer, OK. Pero pongamos uno a la escuela dominical para que no se vuelvan estúpidos".

El alegato de muchos no religiosos y creyentes no afiliados es que toda exención de impuestos es un favorecimiento económico y de esa manera el estado termina subvencionando la religión. Si miramos que además se han recortado presupuesto a la ciencia, cultura y educación, tenemos que el Estado está prefiriendo la protección de la religión sobre la investigación científica. De hecho el pasado 22 de abril miles de personas salieron a protestar por el recorte de presupuesto a la investigación científica en Estado Unidos y en otros países.

En el contexto latinoamericano, solo Colombia se planteó la posibilidad de empezar a cobrar impuestos a las iglesias en el 2016, pero la propuesta fue rechazada gracias a la fuerte presencia de los pastores en la política y sus estrechos laxos con la ultraderecha.

En su momento el diario El Espectador presentó las siguientes razones por la cuales las iglesias deberían pagar impuestos en una columna editorial:
Primero, la exención tributaria lo que hace, en la práctica, es que les otorga a las instituciones religiosas un beneficio financiero que no reciben otras iniciativas de origen laico. Entonces, el Estado, que se dice separado de la iglesia, termina privilegiando a los cultos. Eso significa que una persona no creyente está recibiendo un trato distinto a un creyente, única y exclusivamente por cuestión de su religión. ¿Está justificada esa discriminación?
Segundo, la exención es un privilegio que no puede asociarse con la libertad de cultos. De hecho, imponer un régimen tributario igual para organizaciones laicas y religiosas lo que garantiza es que el Estado no entre a definir qué cultos ameritan la exención y cuáles no, dando vía libre a que las personas se organicen alrededor de las creencias que deseen. Por supuesto, tampoco se trata de que mediante cargas tributarias se censure un culto, pero eso puede definirse con una regulación adecuada, no con la exención.
Tercero, la exención causa que el Estado no cobre impuestos que, de tratarse de un particular laico, sí cobraría. Esa falta de recaudo implica que los impuestos de todos los colombianos, entre los que se encuentran personas ateas y otras que no están de acuerdo con ciertas religiones, vayan a suplir ese vacío, utilizando los recursos de todos para subsidiar el privilegio de unos cuantos (que, aunque sean mayoría, no han justificado esa diferenciación). 
Cuarto, cada vez más algunas iglesias se han convertido en espacios de participación política activa. Eso no es malo, pero si la organización de los cultos se va a utilizar para intervenir en los asuntos de la democracia, ¿no deberían entonces someterse a las reglas que cumplen todas las otras organizaciones con facetas políticas?
¿Y usted qué opina?

lunes, 15 de mayo de 2017

¿El cristianismo evangélico se ha vuelto sociópata?

Con gran extrañeza hemos sido testigos de como los evangélicos fundamentalistas han defendido políticas discriminatorias, abusivas y que lesionan la integridad humana. En Perú el pastor Rodolfo Gónzalez hizo un claro llamado a asesinar lesbianas en pleno 2017; en Colombia la diputada Ángela Hernández pidió que los estudiantes gays y lesbianas fueran segregados en colegios aparte para "no afectar a los otros estudiantes que si tienen moral"; y recientemente se llevó, de mano del pastor Alonso Lucio y su esposa Vivianne Morales,  a debate en el Congreso de Colombia la propuesta de prohibir la adopción de menores a personas solteras, viudas, divorciadas y parejas del mismo sexo, a pesar que tal medida limitaría aún más la situación de centenares de niños que crecen sin familia en las instituciones de bienestar familiar. Esta situación de insensibilidad humana y preferencia del dogma es común también en los Estados Unidos, de donde provienen las denominaciones fundamentalistas, y es objeto de análisis de Tym Rymel en el artículo "¿El cristianismo evangélico se ha vuelto sociópata? que presentamos a continuación.

Original en Huffpost - Has Evangelical Christianity Become Sociopathic?

Desde que el cristianismo evangélico comenzó a infiltrarse en la política, oficialmente a finales de los años setenta, ha habido una tendencia inquietante para limitar o eliminar los derechos de aquellos que no cumplen la idea conservadora de un estadounidense. Muchas de estas iniciativas vienen en forma de leyes de "libertad religiosa", que potencian la discriminación, mientras que otras leyes apuntan a los inmigrantes que creen de manera diferente. El resultado ha sido una división aguda en la cultura estadounidense, y la redefinición de la teología cristiana.

El vocero evangélico, autor y profesor universitario, Tony Campolo, afirmó que el cristianismo fue redefinido a mediados de los 70 por sus posiciones "pro-vida" y oposición al matrimonio homosexual. "De repente la teología cayó al fondo", dijo. Y en algún lugar en medio de todo el cambio, el cristianismo evangélico cruzó la línea de fe y creencia hacia el odio y el abuso. Aquellos que aplican cruelmente las acciones de su fe son ajenos a la destrucción que causan a su religión, o al pueblo que sus creencias afectan. ¿Es justo llamar al cristianismo evangélico sociópata?

Psicology Today enumera dieciséis características de los comportamientos sociópatas, que incluyen: La falsedad y la insinceridad, el encanto superficial y la buena inteligencia, la falta de remordimiento o vergüenza, el juicio pobre y el fracaso de aprender por experiencia, egocentrismo patológico y la incapacidad para el amor, la falta de respuesta en las relaciones interpersonales generales, Pérdida específica de visión y pobreza general en reacciones afectivas mayores (en otras palabras, respuestas emocionales apropiadas).

Vemos ejemplos de este tipo de comportamientos en los líderes y seguidores de la iglesia. Franklin Graham, por ejemplo, declaró que la inmigración no era "un asunto bíblico". Su posición encaja bien con la política conservadora y las declaraciones de Donald Trump, pero su insensibilidad hacia los inmigrantes y los solicitantes de asilo en Estados Unidos va en contra de todo lo que dice que él cree (Levítico 19: 33-34, Marcos 12: 30-31). Sin embargo, Graham no ve algo de ironía entre su postura política y su creencia religiosa. Tampoco parece darse cuenta de las horribles bajas en los países devastados por la guerra que estos inmigrantes están tratando desesperadamente de huir.

El pastor Roger Jiménez de Verity Baptist Church en Sacramento declaró después del ataque terrorista en un club nocturno gay de Orlando, Florida que "la tragedia es que más de ellos no murieron. ¡Estoy un poco molesto porque no terminó el trabajo!  Este "ministro de Dios" no mostró compasión por las familias de los hombres y mujeres que murieron. Parecía incapaz de dejar de lado sus creencias religiosas para tener un momento de conexión humana compartido a un acontecimiento trágico.

Y recientemente, Kim Higginbotham, esposa de pastor y docente con maestría en educación especial, escribió un blog titulado "Dar a tu hijo al diablo". Ella afirmó: "Ser discípulo de Jesús exige que nuestra relación con él sea mayor que nuestra relación con nuestra propia familia, incluso con nuestros propios hijos". Ella citó Mateo 10:37 como una justificación, que dice:" Quien ama a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; Cualquiera que ama a su hijo o hija más que a mí no es digno de mí".

En un ritual de auto justificación y dándoselas de mártir, ella afirma que su hijo le dio la espalda a Dios, y no le quedó otra opción que abandonarlo. Resulta que su hijo es gay y - sucede - que el día que la diatriba fue publicada ocurría la boda de su hijo. Sharon Hambrick, una escritora cristiana, publicó una maravillosa respuesta a esta mamá.

En su mayoría, y antes que llamar a estas personas a abandonar el comportamiento sociopático, los cristianos coincidieron con ella. Muchos de los comentarios en el sitio web de Higginbotham dicen: "Lo siento por tu pérdida" u "Orando por ti y por tu hijo".

Es común que evitemos la disonancia cognitiva, cuando nuestras creencias dictan una cosa, pero nuestras experiencias nos muestran que algo más es verdad. A esto lo llamamos vivir en negación, y todos lo hacemos en un nivel u otro. Pero cuando elegimos nuestra "verdad" mientras miramos fríamente a un ser humano sufrir, hemos cruzado una línea de salud mental.

La elección de 2016 demostró un nivel especialmente alto de falta de sinceridad, descaro, mal juicio y egocentrismo patológico entre los evangélicos cristianos. James Dobson*, que una vez dijo de Bill Clinton, "El carácter importa. No se puede dirigir una familia, mucho menos un país sin ella. Qué tonto creer que una persona que carezca de honestidad e integridad moral está capacitada para dirigir una nación y el mundo ", y luego dijo de Donald Trump: "No estoy bajo ninguna ilusión de que él es un ejemplo moral sobresaliente. Es un cliché, pero es cierto: estamos eligiendo a un comandante en jefe, no a un teólogo en jefe".

El mensaje cristiano evangélico es alto y claro. No cuidan más que de sí mismos. Su devoción es a la versión del cristianismo que han creado, que exige el abandono despiadado de los inmigrantes, las mujeres, los niños - incluso los suyos - y cualquier otra persona que no caiga en línea con su mensaje. La justicia social, que se menciona en versículos bíblicos más de dos mil veces, ha sido reemplazada por una ideología política de línea dura. Principios antes que la gente. Indiferencia antes que implicarse. Emitir juicios antes que generosidad.

Cada generación redefine lo que significa ser, o pertenecer a un grupo religioso. Las ideologías religiosas, las interpretaciones y las doctrinas son fluidas. Pero sea lo que sea, o lo que sea, lo hacen las personas que pertenecen a la religión y lo que colectivamente deciden hacer.

*James Dobson es un cristiano evangélico y psicólogo que dirige la organazación Focus in Family, con una abierta y larga historia de homofobia.

sábado, 6 de mayo de 2017

Ataque a ministro por confesar su ateísmo

La declaración ante televisión del Ministro de Salud de Colombia, Alejandro Gaviria, como ateos, llevó a un ataque despiadado por parte de Alejandro Ordoñez, líder conservador y precandidato poresidencial.

Publicado inicialmente en Las2Orillas

Después de la salida del closet del ministro Alejandro Gaviria como ateo, su tocayo, el destituido exprocurador Alejandro Ordoñez salió a atacarle a él y de paso a toda la población atea. En las publicaciones del conservador en Twitter se encontraba una donde preguntaba “¿dejaría usted la salud de su familia y la educación de sus hijos en manos de un ateo?” y otras del mismo día donde ligaba al ateísmo con la destrucción de la familia y la cultura de la muerte.

Cabe resaltar que el exprocurador dedicó sus casi ocho años de gestión a obstruir las sentencias de la Corte Constitucional que en materia de libertades individuales abrieron el camino a la eutanasia de libre elección, la interrupción del embarazo en tres causales, el matrimonio civil para parejas del mismo sexo, así como la adopción de menores por parte de las anteriores. También, fomentó desinformación sobre la vacuna contra el virus del papiloma humano, de hecho, la llamó la “vacuna de la promiscuidad”

En estas confrontaciones el Ministerio de Salud, en cabeza de Alejandro Gaviria, supo que su función pública exigía el cumplimiento de las sentencias de la Corte en la administración de salud en un Estado laico. Por su parte, Ordoñez enfilaba toda su batería para que las normas del Estado colombiano fueran acordes con el catecismo católico.

Alejandro Ordoñez, afianzado por las mayorías creyentes y un grupo activo de cristianos evangélicos que desean una teocracia cristiana, lanzó el pasado 19 de abril mensajes en los que denigra la condición de no religioso y ayuda a perpetuar estereotipos negativos. Si bien el exprocurador tiene toda la libertad de creer que los ateos merecen el fuego eterno y de predicarlo, es distinto que promueva que estos sean discriminados y se les margine socialmente. Es absurdo que haya declarado que ellos no son aptos para ser profesores, médicos u ocupar cargos públicos importantes.

Los prejuicios contra los ateos y agnósticos en Colombia aún prevalecen y la condición de no creyente es mirada con recelo entre muchos ciudadanos, principalmente en ciudades intermedias, pueblos y zonas rurales. Algunos docentes que son asignados en provincia han manifestado tener que mantener su ateísmo en secreto a fin de evitar hostigamiento de padres o incluso acoso laboral. Hace un año justamente, era noticia como un docente de filosofía ateo, Miguel Trujillo, en el municipio de Garzón (Huila), era acosado por algunos padres de familia bajo la influencia del sacerdote local por el hecho de ser ateo.

Estudiantes no religiosos también han sido acosados por sus superiores que son religiosos. Como fueron los casos de William Triana en Barranquilla el año pasado y el sonado caso de Sergio Urrego, quien también fue discriminado por la rectora Azucena Castillo por ser ateo. Los casos son muchos más que este par, pero muestran el panorama de un país que aún mira con sospecha al 6 % de su población.

Precisamente, con el fin de poner un coto a la propagación de estereotipos negativos, es que varios ciudadanos y organizaciones como Bogotá Atea, entre otras, han iniciado la radicación de denuncias en la Fiscalía por lo que denominan “comportamientos constitutivos de hostigamiento” contemplado en el artículo 134B del Código Penal.

Ya se han interpuesto denuncias en Bogotá, Bucaramanga y Pitalito. Y se espera que en los próximos días el número de denuncias lleguen de más partes del país. Diego Castillo Rincón, un bumangués como el exprocurador, pero ateo y ahora denunciante comentó que: “todos los ciudadanos tenemos los mismos derechos y el Estado debe velar para evitar la discriminación a las minorías: la llamada igualdad material. Las declaraciones del señor Ordóñez tienen agravantes porque es una persona pública y con intenciones presidenciales.”

Esta no es la primera vez que el sector poblacional ateo interpone un recurso contra el exprocurador Ordoñez. En 2013, los ateos de Bogotá le pidieron a él, por medio de un derecho de petición, que repusiera unos libros que él quemó cuando era joven en una biblioteca pública de Bucaramanga. Para el señor Ordoñez, las obras de Gabo y Nietzsche, los ejemplares del periódico El Espacio (por contener desnudos) y hasta una Biblia protestante (¡Y pensar que ahora se reúne con los cruzados evangélicos!) eran merecedores del fuego. En aquel entonces, su oficina respondió ignorando los hechos. Ahora, se trata de una demanda ante la Fiscalía General de la Nación, y aunque no todos los días se ponen denuncias legales por hechos de discriminación, es ya significativo el mensaje de pedir un alto a la promoción de los prejuicios.

Ver vídeo de ateos en despedida a Ordoñez al ser destituido.

¿Cómo denunciar?

Para interponer denuncia en Colombia puedes hacer uso del modelo que encontrarás en este enlace, y posteriormente llevarlo a la sede de la Fiscalía en su ciudad.

Otros artículos relacionados:
¡Ateo! - Ricardo Silva Romero